3EHouses

Casas de bajo consumo y sostenibles

Barbacoas solares sin combustible

Muchos de nosotros hemos disfrutado de una gran barbacoa con los amigos durante el verano. Después de todo, la barbacoa es uno de los pasatiempos más esperados para el verano, pero sin duda, no es un pasatiempo muy respetuoso con el medio ambiente.

Tienes un gran chuletón o una costilla divina, pero al asar la comida en barbacoas de carbón o madera, o incluso con modelos que funcionan con gas, se emiten gases al aire que contribuyen a su mala calidad.

Barbacoas solares sin combustible

Hasta ahora, había en el mercado parrillas con alimentación solar que requerían, como es de esperar, el sol para que funcionase, lo que significa que cuando el sol se ponía, la barbacoa no funcionaba.

Pero la tecnología avanza, y ya se empiezan a ver barbacoas alimentadas con energía solar que también funcionan durante la noche. Una gran noticia para aquellas naciones en desarrollo que dependen de la leña para cocinar sus alimentos.

Nunca te va a fallar. ¿Cuantas veces nos ha pasado que queremos hacer una barbacoa y se nos ha terminado el tanque de propano, o las virutas de madera. No volveremos a tener ese problema con este tipo de barbacoas solares.

¿Cómo funciona?

Aprovechando el calor del sol, almacena este calor latente para poder tener hasta 25 horas de cocción a temperaturas superiores a 230 ºC. La tecnología utiliza una lente de Fresnel para aprovechar la energía del sol para derretir un contenedor de nitrato de litio. El nitrato de litio actúa como una batería de almacenamiento de energía térmica durante 25 horas. El calor se libera luego como convección para cocinar al aire libre.

En Nigeria, la madera que se utiliza para cocinar causa un gran número de problemas. No sólo se producen enfermedades respiratorias, también aumenta la tasa de deforestación y las mujeres son violadas mientras buscan la madera.

Ya se está trabajando con la tecnología para desarrollar un prototipo de parrilla solar. El objetivo es desarrollar un modelo de negocio para la distribución de parrillas solares en los países en vías de desarrollo, así como una parrilla para el mercado americano.

La versión americana se espera que sea un modelo híbrido de propano y energía solar. Si todo va bien, en un par de años estaremos regalando barbacoas solares en el día del padre y disfrutaremos de una parrilla sostenible que no contamina y que no repercute en nuestra salud, incluso después de la puesta de sol.