3EHouses

Casas de bajo consumo y sostenibles

Cocinas modernas que ahorran energía

El ahorro de energía en casa siempre es una ayuda, sobre todo en los meses de invierno, cuando la factura de la luz se dispara. Para ahorrar en energía, no es necesario que cambies todos tus electrodomésticos por unos Energy Star.

Con unos sencillos trucos y algunas valiosas herramientas podrás reducir considerablemente la eficiencia energética de tus electrodomésticos de la cocina, y ahorrar muchos euros al año, sin sacrificar la comodidad.

Cocinas modernas que ahorran energía

Frigorífico/congelador

El electrodoméstico que consume más electricidad, sin duda es el frigorífico. Una de las cosas que se puede hacer para ahorrar con el frigorífico es ajustar su termostato. Lo ideal que es permanezca en el rango de 2,5-4,5 grados C, y el congelador entre los -18 y los -15. Si tu frigorífico no tiene pantalla con la temperatura, invierte en dos termómetros, uno para el frigorífico y otro para el congelador.

También es importante limpiarlo en profundidad cada seis meses, y comprobar que hay al menos un espacio de 3 cm entre el frigorífico y la pared, para que se pueda ventila bien.

Muchos hogares cuentan con una nevera pequeña extra, o un arcón frigorífico que se utiliza ocasionalmente. Suelen ser modelos más viejos, más ineficientes que gastan mucha más energía. Desenchufar esta nevera o arcón cuando no se esté utilizando, puede eliminar todo el costo de funcionamiento de una nevera. Otra opción es asegurarte de que la nevera extra está llena por lo menos en sus tres cuartas partes.

Vitrocerámica y horno

La vitrócerámica o los hornillos de gas se utilizan a diario, varias veces. Para ahorrar energía al cocinar lo mejor es apagar el fuego antes de terminar la cocción, pues los elementos de calefacción se mantienen calientes mucho después de que se apaguen. El calor residual puede seguir cocinando los alimentos sin gastar energía. El mismo truco puede aplicarse para el horno.

Cuando una cazuela u olla pequeña se coloca sobre una placa grande, se puede ver prácticamente el dinero desaparecer en el aire. Acoplar los tamaños de las cazuelas al tamaño de la placa resulta en un ahorro de energía considerable. Al revés pasa igual, un a placa pequeña tardará mucho más en calentar una cacerola grande que una placa de su tamaño.

Si quieres ahorrar todavía más, puedes invertir en pequeños electrodomésticos como ollas programables, robots de cocina o robots multifunción, las nuevas formas de cocinar que menciona el artículo de regiondigital.com. Estos dispositivos cuentan con modo Eco para ahorrar hasta el 50% de energía.

Lavavajillas

La mayoría de la energía que necesita un lavavajillas es para calentar el agua. Por eso es mucho más sensato llenar el lavavajillas completo, ya que la cantidad de agua y energía es la misma si está a la mitad o si está lleno. Si tu lavavajillas tiene función de ahorro de energía o modo eco, utilízalo siempre.

Muchos propietarios creen que pueden ahorrar agua y energía lavando los platos a mano. Pero la verdad es que el lavavajillas requiere menos de un tercio del agua necesaria para lavar los mismos platos en el fregadero. Utilizando el lavavajillas al completo puedes reducir el tiempo de calentamiento del agua y ahorrar mucha energía en casa.