3EHouses

Casas de bajo consumo y sostenibles

Consejos para sacar más provecho a un Roomba

No hay duda, no puedo vivir sin mis Roombas. Si, en plural, tengo dos, una Roomba 980 para la planta de arriba y la otra para la de abajo. Y son perfectas.

Limpian por todo el suelo sin dejar ni rastro de suciedad, ellas solas, 3 veces por semana.

Consejos para sacar más provecho a un Roomba

¿Sabías que hay muchas maneras de sacarle el máximo rendimiento a estos robots, para tener una casa más limpia con menos trabajo para ti? Estos son todos nuestros consejos para que le saques más provecho a Roomba y puedas tener un hogar más limpio.

Maximizar la duración de la batería

Dependiendo de la frecuencia de uso, hay dos formas de hacer esto. Si tu casa es pequeña y sólo lo pones una vez cada dos semanas, saca la batería del robot cuando no lo utilices. Después de que termine de limpiar, deja que se recargue la batería completamente, y una vez recargada, sácala y guárdala separada del robot. Esto prolongará la vida de la batería.

Si te interesa el modelo 980 tienes un análisis a fondo en este artículo de Fortune.com. Es el modelo que tengo en casa y después de tenerlo varias semanas funcionando a tope lo recomiendo sin ninguna duda.

Si tienes una casa más grande o muchas habitaciones, y la utilizas todas las semanas, recarga la batería una vez que termine de limpiar y deja al robot cargando en su base hasta la próxima limpieza.

Programar el robot

Si a veces se te olvida encender el Roomba manualmente, prográmalo para que empiece a limpiar sólo los días y la hora que elijas. Puedes empezar limpiando 3 veces a la semana, y si ves que es poco o demasiado, cambiarlo.

Así el suelo estará limpio aunque tu no hagas nada. Lo único que tienes que hacer es preocuparte de vaciar el depósito de la suciedad cuando lo indique. Casi todos los modelos de Roomba cuentan con la función programación, así que no hay problema.

Vaciar el depósito de la suciedad regularmente

Si generas mucha suciedad o tienes animales en casa, conseguirás un mejor rendimiento si vacías el depósito del Roomba por lo menos dos veces por sesión de limpieza. Dependiendo de la habitación, el Roomba limpiará toda la superficie durante 20 minutos.

Después de esos 20 minutos, para el robot, limpia el depósito y el filtro y vuélvelo a colocar. Después deja que limpie el resto de la casa hasta que termine, y vuelve a vaciarlo. Esto le permite funcionar un poco mejor ya que aspira más aire con menos esfuerzo.

Realizar un mantenimiento periódico

Al igual que todos los aparatos, el Roomba requiere de un mínimo mantenimiento. Unos pocos minutos cada mes pueden ser muy útiles para que el Roomba sea más eficiente haciendo su trabajo.

Cada mes, desenrosca el cepillo lateral giratorio y limpia todos los pelos que estén enredados. El pelo genera mucha fricción, lo que desgasta la batería más rápidamente.

Saca también la rueda giratoria delantera y límpiala. Es muy fácil de sacar y limpiar. También hay que sacar los extractores de suciedad o cepillos centrales, para eliminar toda la suciedad y los pelos acumulados.

Ten en cuenta que si tienes mascotas, esta limpieza tiene que ser más a menudo.

Dentro del mantenimiento, también se encuentra el sustituir las piezas, como el filtro o los cepillos. El filtro hay que sustituirlo cada 3 meses. Los cepillos (tanto el lateral como los centrales) también tienden a desgastarse, y necesitan ser reemplazados cuando eso ocurra, aproximadamente entre 6 y 8 meses.