3EHouses

Casas de bajo consumo y sostenibles

Olvídate de las colas en el nuevo supermercado de Amazon

Las largas colas del supermercado van a ser un mal recuerdo lejano gracias a Amazon, que ya ha presentado su supermercado Amazon Go con una gran diferencia con los demás: no tiene cajas ni escáneres de códigos de barras.

La empresa acaba de abrir un supermercado en el que los compradores sólo tienen que escanear su smartphone a la entrada para iniciar su sesión, coger las cosas que quiera, y salir por la puesta, pues el pago se carga automáticamente a tu tarjeta de crédito al salir de la tienda.

Olvídate de las colas en el nuevo supermercado de Amazon

La tienda cuenta con una red de cámaras de CCTV y sensores de presión para detectar cuando los clientes cogen algo de los estantes, y cuando lo dejan, y así añadirlo a la cesta de la compra virtual. Cuando sales por la puerta, las compras se cargan directamente a tu cuenta de Amazon, sin necesidad de esperar en la caja a que una cajera te atienda.

La compañía ha explicado que Amazon Go se ha desarrollado durante 4 años, y ya se ha abierto la primera tienda, una tienda de alimentación cerca de su sede en Seattle.

Aquí hay un vídeo para ver en funcionamiento este nuevo sistema de tienda:

La tienda utiliza la tecnología de los coches eléctricos para identificar a los compradores y a lo que han cogido. Cuando algo se coge de su estante, se activa un sensor de presión y las cámaras identifican quién es el cliente que ha cogido ese producto en cuestión.

A diferencia de los sensores de presión de los minibares de hoteles, que se activan fácilmente, los clientes pueden eliminar el artículo de la cesta y devolverlo a su estante original sin ningún cargo.

Para evitar que alguien entre a robar, la tienda tiene las puertas en la parte delantera, y los clientes deben pasar un código con una aplicación de smartphone para entrar.

La tienda ya está en funcionamiento, de momento, para los empleados de Amazon, pero en breve abrirá sus puertas a todo el público. Su llegada puede plantear cuestiones críticas para la industria de venta al por menor.

Para empezar, Amazon Go probablemente tendrá menos trabajadores que las tiendas tradicionales que se basan en cajeros y vendedores. Si los compradores responden favorablemente a este modelo de servicio, seguramente acabará animando a otras cadenas para probar configuraciones similares y así ahorrar costes de mano de obra.

Si Amazon Go tiene éxito y se expande, podría resultar una gran presión a otros comercios y puntos de venta 24 horas.