3EHouses

Casas de bajo consumo y sostenibles

Una casa ecológica y chic

Los recientes cambios tecnológicos en la construcción moderna han hecho posible que para los constructores sea posible hacer una vivienda lo más ecológica posible.

Pero este cambio no es nada fácil. Tal vez te lleve cambiar ciertos materiales por otros más ecológicos, aprender sobre los nuevos productos que hay disponibles, averiguar las mejores prácticas para usar estos materiales y tal vez incluso algún gasto adicional o la dificultad de encontrar algunos de esos materiales.

Una casa ecológica y chic

Y una vez que lo has conseguido, tienes una casa más ecológica y más respetuosa con el medio ambiente. Pero no solamente la estructura y la construcción puede ser sostenible, también lo podemos trasladar a el mobiliario y a los objetos decorativos que hay dentro. No lo vamos a cambiar todo por fuera y dejar lo de dentro.

Para tener una casa ecológica y sana hay que reducir drásticamente la presencia de cualquier sustancia tóxica. Quizás no lo veas a simple vista, pero están por todas las partes, desde las baterías de cocina, al barniz de los muebles.

Los niños se pueden ver aún más afectados que los adultos por la presencia de sustancias tóxicas dentro del hogar. De ahí que debamos tener especial cuidado con los muebles y complementos que elegimos para su habitación, y optar por los que no liberan compuestos orgánicos volátiles.

Vamos a cambiarnos a los materiales naturales, los grandes protagonistas de la decoración ecológica, tanto en la construcción, como en la decoración de dentro, y la madera, sin duda, destaca entre todos ellos al ser considerada una de las opciones más sostenibles, ya que es renovable, reciclable, y biodegradable.

La búsqueda de más materiales sostenibles ha traído consigo la recuperación de ciertos productos que antiguamente se usaban. Cómo por ejemplo la esponja de lufa a la que cada vez se encuentra más usos domésticos. En los países tropicales, un agricultor puede producir hasta 8000 unidades por hectárea de esta fruta comestible, lo que la convierte en una opción más sostenible que la madera o el corcho.

El vidrio es un material ecológico por excelencia, ya que se puede reciclar al 100% e infinitas veces sin que se pierda calidad.

Estos materiales pueden ayudar a preservar el medio ambiente y evitar más contaminación entren biosferas locales. Es un gran plus para los compradores que buscan para vivir un estilo de vida sostenible.

Los nuevos materiales eco también son mucho más duraderos que otros materiales de uso general. También pueden ser más ligeros, más delgados y más fuertes. Por ejemplo, se está convirtiendo en una tendencia utilizar vigas de acero reciclado en los hogares en vez de marcos de madera. Sólo son tres coches viejos para enmarcar toda la casa y ahorra árboles en el proceso.

Los materiales verdes también son más seguros para las personas que viven dentro. Muchos subproductos plásticos liberan toxinas aún siendo nuevos y los acabemos de instalar en el hogar. Estas toxinas son cancerígenas y pueden causar dificultad para respirar.